miércoles, 24 de mayo de 2017

Pompeya

Si os gusta la historia y la época romana, no dejeis de visitar las Ruinas de Pompeya durante vuestra estancia en Nápoles.Pompeya fue una urbe romana relativamente importante que contaba con 20.00 habitantes en el momento de la tragedia.
Siete eran las puertas que daban acceso a la ciudad y su trama urbanística era la típicamente romana con dos vías principales(decumano y cardo)de las que, en paralelo, salen el resto de las calles.

Visitar Pompeya es relativamente fácil.Sólo consiste en caminar y descubrir los rincones más interesantes.La Ciudad está en cuadrícula, dividida en 9 "regios"o barrios  y diversas  "insulae" o manzanas.
Nuestra visita comenzó en La palestra, un edificio enorme, de planta rectangular dedicado a la gimnasia y al ejercicio físico.Es aquí donde se ejercitaban los gladiadores y donde disponían de habitaciones para descansar y estar con su amantes.


En el centro había una piscina con una galería de soportales.
Siguiente parada: el Anfiteatro y el Teatro Grande. El Anfiteatro es uno de los más antiguos que se conocen.El recinto disponía de tres series de gradas, la última de la cual estaba destinada a las mujeres.
 

El Teatro, por su parte, aprovecha la forma de la pendiente para construir las gradas que eran de mármol.

Después empezamos a visitar casas privadas y ver como eran las calles principales, con su curioso paso de cebra elevado, construido para obligar a los carros a pararse..


En cada vereis una fuente pública, cada una distinta que se denominaban igual que la calle en la que estaban ubicadas..


Tiendas de comida caliente


Horno de pan típicamente romano


Un edificio singular son las Termas, en las que se distinguen las diversas salas con piscinas de agua desde la más fría hasta la más caliente(frigidarium , tepidarium, caldarium)



Y donde vereis los grabados en las paredes y momias como esta, que conservan la posición en que quedó la persona en el momento de la erupción del volcán.

 

El Lupanar, lugar donde las prostitutas, normalmente esclavas griegas y orientales, ejercían su profesión siendo pagadas entre dos y ocho ases, lo equivalente a una copa de vino.

El edificio es de dos pisos.En el superior estaban las habitaciones del dueño y las esclavas y en el inferior , cinco habitaciones con una cama y almohada de piedra en cada una, sobre las que colocaban un colchón.

En las paredes del pasillo central hay pinturas con representaciones eróticas que cuentan a los clientes las actividades que allí se desarrollaban.


La palabra Lupa significa "loba" en latín, ya que las prostitutas aullaban para llamar a su clientes.
En la Via de la Abundancia encontrareis un símbolo fálico en el suelo para señalar que allí cerca se encontraba el Lupanar.

El Foro, el más importante espacio público de Pompeya.

Allí vereis ánforas y más momias que se han encontrado en este lugar.

Anexo al Foro hay varios edificios de vital importancia como el Templo de Apolo, La Basílica y el Macellum.


Entre las casas privadas que os recomiendo visitar está La Casa del Fauno en la Regio VI.Es una de las más grandes de Pompeya.Tiene dos atrios y dos peristilos alrededor de los cuales se disponen otros compartimentos.Una estatua de un sátiro danzante o fauno en el centro del "Impluvium" del atrio principal da nombre a la casa.

En una exedra entre el primer y segundo peristilo hay una copia de un mosaico de la Batalla de Isos, cuyo original lo teneis en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.
La Domus Cornelia con un jardín rodeado de columnas dóricas.Allí se encontró un busto retrato de su dueño, Caius Cornelius Rufus que hoy está en el Antiquarium de Pompeya.


O la Casa del Poeta trágico con su famoso mosaico de perro a la entrada"Cave cane"(cuidado con el perro)
Pero hay muchas más.Nosotros hicimos una vista guiada de tres horas, pero Pompeya requiere una visita de 8 horas, al menos, para poder verlo todo.

lunes, 22 de mayo de 2017

El Vesubio

Aprovechando nuestra estancia en Nápoles subimos al Vesubio para ver su cráter.
Este inmenso volcán  puede avistarse desde cualquier lugar de Nápoles e incluso desde otras islas cercanas como Capri.

Está formado por dos elementos:-El Monte Somma al norte-Y el "Gran Cono" que se formó durante la erupción del 79 d.C.

Hablar del Vesubio es recordar la famosa erupción que sepultó las ciudades romanas  de Pompeya y Herculano y que permitió conservarlas intactas hasta su redescubrimiento en el Siglo XVI.
Un 24 de agosto del 79 d C.las entrañas del volcán estallaron debido a la presión del magma y minutos después una lluvia de piedras pómez se precipitó sobre las casas y templos de la ciudad.
La gran explosión se produjo como una enorme nube, según Plinio el joven, testigo de la gran catástrofe y la mayoría de las personas murieron asfixiadas por las cenizas volcánicas, ya que se trató de un nube "piroclástica" donde coexisten gases volcánicos, elementos sólidos y aire atrapado en su interior, todo ello a grandes temperaturas que incineran todo a su paso.
Mucha gente se refugió en sus casas, pensando que allí estarían seguros, pero lo que nadie imaginaba es que al día siguiente iba a ver otra explosión que terminaría matando a todo ser vivo y cubriéndoles de ceniza.
Para subir al cráter teneis que seguir un sendero de arena volcánica.


Os recomiendo llevar calzado adecuado porque el suelo resbala bastante, por la presencia de multitud de  piedras sueltas y de la propia arena que dificultad bastante la subida y la bajada.


A lo largo del camino encontrareis varios miradores desde donde podeis ver la ciudad de Pompeya y la costa amalfitana.


Algo que me llamó la atención es que en mitad de las rocas había pequeños altares como la de esta "Virgen del Vesubio" y este fraile..


Finalmente llegareis hasta el cráter que aunque está apagado, sobrecoge por su tamaño..


Ahora nos toca hacer el camino de vuelta.La subida y la bajada se puede hacer , perfectamente, en 2 horas.

domingo, 21 de mayo de 2017

Exposición:Momo "The Wilderness"

En la Galería de Arte Delimbo podeis ver ,hasta el próximo 30 de mayo, una exposición del artista norteamericano MOMO.


Este artista utiliza técnicas propias de la albañilería unidas a las del graffiti y el arte contemporáneo para crear su propio estilo.


Sus obras son muy coloridas y de gran formato.


Con un estilo abstracto, sus obras decoran los muros de ciudades de todo el mundo.